Nuestra historia

María Rosa Molas y Vallvé sigue sencillamente los pasos de Jesús en el Evangelio y funda en Tortosa (Tarragona), a mediados del siglo XIX (14 de marzo de 1857), la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación. Llena sus días de amor y bondad, de servicio entregado y cercanía al hombre. Traza a sus hermanas un camino de Evangelio, que concretiza en “amar y hacer amar a Jesucristo y servirle en los pobres”. Esos pobres – de ayer y de hoy – que sufren cualquier situación de las que marcan los días de una vida humana y necesitan que alguien les lleve a las fuentes de la vida. María Rosa siembra en sus escuelas, hospitales, residencias…, lo que aprendió en las páginas del Evangelio. Lo que “el Dios de toda consolación” le fue revelando en el silencio de la oración y en el corazón de sus hermanos necesitados. Atiende a los niños y jóvenes que se abren a la vida; a los postrados en las salas de un hospital; a ese cóctel de desgraciados que va del minusválido al vicioso en una Casa de Misericordia; se acerca a las cárceles; comparte su pequeño haber y su ser entero con todos los que, desprovistos de lo más necesario, se va encontrando en ese camino que va todos los días de Jerusalén a Jericó. Les dio calor de humanidad, fe y esperanza. Derramó todo el amor que tenía en el cántaro del alma. Mujer sencilla y grande fue – como la definió Pablo VI – “maestra de humanidad, que vivió el desafío humanizante de la civilización del amor”. ¿Cómo lo hizo? – “Consolaba sosteniendo la esperanza de los pobres, defendiendo su vida y sus derechos, curando heridas del cuerpo y del alma; consolaba luchando por la justicia, construyendo la paz, promoviendo a la mujer; consolaba con humildad, con mansedumbre, con bondad y misericordia; consolaba con la libertad de los hijos de Dios que nada temen” – “La existencia de esta mujer impregnada de caridad, totalmente entregada al prójimo, es un anuncio profético de la misericordia y la consolación de Dios.” – “La vida de María Rosa, trascurrida haciendo el bien, se traduce para el hombre de su tiempo y para el hombre de hoy en un mensaje de consuelo y esperanza”. Son palabras de Juan Pablo II en la homilía de su Canonización. Palabras que sintetizan lo que fue la vida y el estilo de ser consolación para el hombre de ayer y para el hombre de nuestros días.
Nuestra Manera de Educar
NUESTRO PROGRAMA
La Pedagogía de Mª Rosa Molas es:
1.- Unos principios claros.
2.- Unos objetivos definidos:
Formación cristiana integral.
Calidad de enseñanza.
Pedagogía del amor.
3.- Unos medios concretos.
4.- Un modo propio hecho de cercanía, dialogo, presencia, sencillez, acogida, clima de familia – por un lado- y esfuerzo, trabajo, constancia en orden a la eficacia, por otro.
5.- Una tarea especifica: La transmisión de la cultura y del saber en perfecto maridaje con los valores humanos y cristianos…
6.-Unos destinatarios de su acción educadora: los niños y los jóvenes, como más necesitados de un andamiaje y un soporte para la vida que estrenan.
De ahí se deduce que la identidad de los colegios de la Consolación son:
1. Escuelas cristianas en las que toda la acción educativa se inspira en la persona de Cristo y su mensaje y de acuerdo con las directrices de la Iglesia.
2. Escuelas donde se evangeliza desde la cultura y se culturiza desde el evangelio.
3. Escuelas insertas en la realidad concreta del hombre, en su mundo y su cultura, para compartir con este hombre sus gozos, sus fatigas y tristezas y llevarles un mensaje de amor efectivo y de esperanza cristiana.
4. Escuelas en actitud de servicio al hombre por medio de un educación integral.
5. Escuelas donde se coloca a la persona del alumno en el centro de la tarea educativa, respetando su propia realidad y guiando su maduración humana, social y trascendente.
6. Escuelas de compromiso que estimulan al trabajo, considerando como valor humano-cristiano de acuerdo con una concepción humanista de la vida.
7. Escuelas abiertas que acogen a cuantos opten por su propuesta educativa y con una atención especial a los más necesitados.
8. Escuelas de vida y para la vida, acompañando a los jóvenes a realizar la síntesis de fe, cultura y vida y preparándoles par asumir futuras responsabilidades, como cristianos y ciudadanos.
9. Escuelas que desempeñan una función humana y evangelizadora, según las orientaciones de la Iglesia, los principios pedagógicos y el estilo educativo de María Rosa Molas.
10. Escuelas abiertas al presente y al futuro en consonancia con las características de nuestra sociedad, nuestra historia y nuestro mundo, actualizándose para estar, como dice Mª Rosa Molas, “ a la sana ilustración de la época”.
11. Escuelas donde se vive en un ambiente de familia y en un clima de sencillez, fraternidad, acogida y diálogo.
12. Escuelas con el sello propio de “encarnar, testimoniar y proclamar la misericordia y la consolación de Dios.
13. Escuelas donde la comunidad educativa, con sus distintos estamentos, juega un papel decisivo; debe insertarse en la realidad concreta del hombre que educamos, en su mundo y su cultura, para compartir sus “gozos, esperanzas y tristezas” y llevarles, como lo hiciera Mª Rosa Molas “ un mensaje de amor efectivo”. Esto reclama de todos nosotros una preparación y actualización adecuadas en el campo profesional y pastoral, un fuerte sentido de justicia y una constante actitud de búsqueda.

NUESTRA HUELLA POR ESPAÑA
CASA PROVINCIAL ESPAÑA NORTE:
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación.
Pasaje Concepción, 8. 08008 de Barcelona.
Teléfono: 93 4882108
COMUNIDADES Provincia España Norte:
– Barcelona (Casa Provincial)
– Benicarló (Colegio)
– Ciudadela (Colegio)
– Jesús-Tortosa (Hospital asistencial sanitario)
– Morella (Residencia geriátrica)
– Pamplona (C.O.V.)
– Ponferrada (Hospital)
– Reus (Colegio y Residencia de Hermanas mayores)
– Salamanca (Residencia universitaria)
– Tortosa (Colegio)
– Vinarós (Colegio)
– Zaragoza (Colegio)
CASA PROVINCIAL ESPAÑA SUR:
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación.
Pan de azúcar, 4. 28034 de Madrid.
Teléfono: 91 7344403.
COMUNIDADES Provincia España Sur
– Albacete (Apostolados varios)
– Alcora (Colegio)
– Almazora (Residencia Hnas. mayores)
– Burriana (Colegio)
– Madrid (Colegio y Hospital-Albergue)
– Nules (Colegio)
– Onda (Colegio)
– Quintanar de la Orden (Colegio)
– Caravaca de la Cruz (Colegio)
– Castellón (Colegio y Hospital)
– Cercedilla (Casa de Espirtitualidad)
– Córdoba (Residencia geriátrica)
– Santa Fe (Residencia geriátrica)
– Sevilla (Residencia geriátrica)
– Villacañas (Colegio)
– Villarreal (Colegio)

NUESTRA HUELLA POR EL MUNDO
PORTUGAL:
– Matosinhos (Residencia geriátrica)
ITALIA:
– Roma (Casa de peregrinos)
MÉXICO:
– Huixtla (Instituto de enseñanza)
– Morelia (casa de formación)
– Ozumbilla (Colegio parroquial)
– Santa Catarina (Hogar de la Misericordia)
ARGENTINA:
– Casa provincial: Hermanas Ntra. Señora de la Consolación.
– Buenos Aires (Casa Provincial)
– Concepción (Colegio)
– Río Cuarto (Peqeuño Cottolengo)
– San Miguel de Tucumán (Residencia Universitaria)
– Santa Rosa (Colegio)
– Tafí Viejo (Colegio)
– Villa Allende (Casa Espiritualidad)
BRASIL:
– Areado (Actividad pastoral)
– Belo Horizonte (Escuela infantil)
– Campinas (Escuela infantil)
– Ceilandia (Colegio y Centro educacional)
– Guarapari (Actividad pastoral)
– Palmas (Residencia de ancianos)
– Ipiranga (Obra social)
CHILE:
– La Islita (Residencia geriátrica)
– Linares (Misión)
– Parral (Colegio)
– Santiago (Colegio)
BOLIVIA:
– Sucre (Hogar infantil)
ECUADOR:
– El Valle (Colegio)
– Quito (Actividades pastorales)
VENEZUELA:
– Barcelona (Casa Hogar y colegio)
– Caicara del Orinoco ( Escuela)
– Caracas (Casa Provincial y colegio)
– El Pinar (Actividades pastorales)
– Maracay (Colegio)
– Mérida (Actividades pastorales)
– Porlamar (Colegio)
– Puerto Ordaz (Colegio)
– Timotes (Actividades pastorales)
ÁFRICA:
– Atakpamé (Centro socio-sanitario)
– Dedougou (Colegio)
– Ouagadougou (Noviciado y centro social)
– Safané (Misión y colegio)
MOZAMBIQUE:
– Inhambane (Escuela)
– Matola (Casa de formación)